Ahora sí que sí.

Pues ya estás dentro y te voy a contar una cosita rápida.

 

 

Me gustaría que si hay algo de los mails que mande que te guste o, mejor aún, que no te guste, me lo digas. Sólo tienes que contestar a uno de ellos y comentarme lo que piensas. Eso me ayudará a mejorar.

 

También te digo que estos emails tendrán algo de información, contaré alguna anécdota del estudio o que haya vivido y luego intentaré vender algo de lo que hago. Si eso es un problema, también podrás darte de baja. En cada correo tendrás la oportunidad de hacerlo.

 

¡Buen día!

 

Alguna duda?